• +34 - 607 571 659
  • info@oscarperez.es

Soy informático

Soy informático

Hola me llamo Oskar, y vengo a contarles una cosa humillante acerca de mí. Soy informático. Como lo oyen informático, y es una cosa de la que me han hecho avergonzarme.

Antes cuando uno decía, “soy informático”, la gente se callaba a tu lado, se notaba la admiración, vamos que te trataban como si cagases nocilla.

Ahora dices soy informático, y te dicen:
– “y ¿a que academia has ido?”, 
– “¡joder señora! un poco de respeto que soy un ingeniero”.

La verdad es que no es la primera vez que oigo:
– “pero como sois los informáticos, ¡si el ordenador te lo hace todo!”.

Vale… nos habéis pillado, pensábamos mantenerlo en secreto mas tiempo, pero es cierto, vuestro PC’s y programas aparecieron de la nada y evolucionan ellos solitos.
Una vez conecte un PC a un portátil, y a los nueve meses había surgido una grabadora de DVD, ¡y su abuelo es un Amstram que se lo monto con el tocadiscos! 

En serio ¿conocen alguna profesión menos valorada que la de informático?

Es como si tu trabajo no valiera nada, “¡Oskar venga, venme a arreglar el ordenador que no te cuesta nada!”, me cago en…

Fui a la panadería de mi amigo Juan a ver si eso era en todas las profesiones, y le dije:
– “Juan dame una barra de pan”, y cuando salgo me dice
– “oye, ¿que no me la vas a pagar?” 
– “pero coño Juan, no jodas, si a ti no te cuesta nada” 
– “¿pero tu eres gilipollas?” 
– “No. ¡informático!”

Y los padres. ¡hay los padres!, quien les explica en que consiste tu trabajo, el otro día fui a casa de mis padres y me dijo:
– “hijo, mírame a ver el móvil que se cayó el otro día y no enciende” 
– “de móviles no sé, si quieres te lo llevo a la tienda…” 
– “Pero hijo, ¡Tu no eres informático!” 

Sin mas cuando voy a casa de la familia política, tengo que estar mirando tostadoras y televisiones que no funcionan bien, yo creo que piensan:
– “hay que vigilar a la niña por que el chico con él que esta no sabe nada de informática, ¡igual trafica con drogas!“.

La verdad, lo peor es cuando te encuentras un amigo por la calle, y te dice:
– “coño Oskar, que el ordenador que me dijistes que me comprara hace 10 años, se me ha quedado anticuado, eh?, a ver si prestamos mas atención, que yo no puedo estar tirando el dinero” 
– OK, ¡la próxima vez intentare que la informática no avance hasta que te mueras! 

Pero éste por lo menos sabe que su PC se ha quedado anticuado, la semana pasada, otro conocido me pidió que le pusiera la última tarjeta en 3D, a su Pentium IV. Cuando le dije que no se podía me dijo:
– “ah, entiendo, pero me la puedas poner de todas maneras” 
– “Pues claro, y después bajo al garaje y te pongo el reactor de un avión en el SEAT Panda, ¡Si soy informático!” 

Y en el trabajo, pasa lo mismo. Cómo seas el responsable de informática de la empresa (es decir, el único que hay para todo lo que lleva teclas), todos los “compañeros” te llevan sus móviles, portátiles, tablets… por que ¡claro!, ¡tu eres el informático y tienes que arreglarlo…! ¡Aunque no sean propiedad de la empresa!. Y si no lo haces, es que eres mala persona, un borde…. ¡Menos mal que no voy al trabajo para hacer amigos!

En fin, hágame caso, y realicen un oficio que sea respetable, como “tronista”, y a disfrutar de la vida…

 

Oscar Pérez Gómez